Comunicado AICVAS, al que se ha adherido la Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales

Associazione Italiana Combattenti Antifascisti di Spagna

Comunicado sobre la Resolución del Parlamento Europeo de 19 de septiembre de 2019

El pasado 19 de septiembre, el Parlamento Europeo ha aprobado por mayoría (535 votos a favor, 66 en contra, 52 abstenciones) la Resolución común “Sobre la importancia de la memoria histórica europea para el futuro de Europa”. Aicvas – Associazione Italiana Combattenti Antifascisti di Spagna- denuncia las muchas y graves inexactitudes contenidas en tal documento desde un punto de vista de memoria histórica, con omisiones y afirmaciones inaceptables.

En la Resolución se sostiene que el camino al estallido de la Segunda Guerra Mundial fue allanado por el Tratado de No Agresión germano-soviético (Patto Molotov-Ribbentrop de agosto de 1939), sin hacer ni la más mínima mención a los Acuerdos de Múnich que, en 1938, protagonizaron –además de Alemania e Italia- el Reino Unido y Francia, acuerdos mediante los cuales se entregó Checoslovaquia a la Alemania nazi. Ni una sola palabra se le ha dedicado al Pacto de No Intervención en la Guerra Civil Española de 1936, pacto que, como sabemos, ni la Alemania hitleriana, ni la Italia fascista respetaron, lo cual permitió que se instaurara un régimen fascista en España y que se reforzaran los ejércitos nazi y fascista.

En el documento se pide que todos los países miembros rechacen activamente cualquier forma de totalitarismo, cuestión con lo que AICVAS concuerda. Empero, tal petición entraña una comparación del nazismo con el comunismo.

El cuadro internacional que impusieron los acuerdos tomados en la Conferencia de Yalta afectó de diferentes modos al desarrollo democrático y económico de muchos países. Los cambios geopolíticos actuales permiten criticar y denunciar los límites de aquellos acuerdos. Con todo, opinamos que esta comparación es un verdadero disparate desde el punto de vista histórico, amén de una infamia, si pensamos en el enorme aporte de los comunistas a la lucha por la liberación y por la construcción de una Europa solidaria y solidaria. Se puede pensar lo que se quiera sobre el socialismo realizado, sobre sus errores y sus tragedias, pero lo no se puede eludir es que hay varios modos de conjugar la ideología comunista, y que ésta no se puede enmarcar, ni delimitar identificándola solamente con el estalinismo y sus derivados, ya que éstos últimos sembraron entre sus víctimas, mayor, precisa y principalmente, a los comunistas.

Tampoco consta en la Resolución ninguna referencia al papel desempeñado por la Unión Soviética en la derrota del nazismo, olvidando, entre otras cosas, que este país contó 22 millones de muertos en la Segunda Guerra Mundial y que fue el Ejército Rojo el que liberò Auschwitz y conquistó Berlín. El escritor estadounidense Ernest Hemingway dijo: “Toda una vida no sera suficiente para agradecer lo que hizo el Ejército Rojo por la libertad!”.

A lo que nos queremos referir como asociación de memoria histórica es que el comunismo fue concebido por millones de hombres y mujeres como un ideal de libertad y de justicia social. Y este ideal ha alimentado las luchas por la emancipación que en sus países mantuvieron estos hombres y mujeres, y, más en general, la guerra de liberación en toda Europa. Y no sólo en Europa.

Una de las conclusiones del documento es la petición a los Países miembros para que eliminen cualquier referencia simbólica, además que al nazismo, también al comunismo. Nos preguntamos qué ocurrirá con los monumentos que, especialmente en Europa del Este, conmemoran la resistencia al nazismo y celebran las victorias del Ejército Rojo.
La cuestión no tiene una importancia secundaria, si tenemos en cuenta que están por comenzar las celebraciones de la Segunda Guerra Mundial y que Rusia, que hace ya tiempo cesó de remitirse al comunismo, ha quedado excluída de tales celebraciones.

El documento también contiene un atisbo a amenazas externas no muy bien definidas, lo cual produce alguna que otra preocupación por los actuales equilibrios del continente europeo, respecto a los cuales sería deseable una mayor prudencia, con el fin de impedir el peligro de nuevas guerras.

AICVAS, junto a las asociaciones europeas que firman el presente comunicado, es la asociación italiana que recoge la herencia de los combatientes internacionalistas que acudieron a España desde 53 países para defender la República y evitar el peligro del fascismo, constituyendo el ejemplo más luminoso de solidaridad internacional. Y precisamente por ser una asociación de memoria histórica y confirmando firmemente su postura contra todo totalitarismo, expresa su completo desacuerdo respecto a la Resolución del Parlamento Europeo, su asombro por la evidente ignorancia histórica y su indignación por la total anulación del papel de los antifascistas en la derrota del nazismo, muchos de los cuales en Francia, Bélgica, Italia, Yugoslavia y otros países procedían de las Brigadas Internacionales.

La instrumentalización de la memoria realizada por el Parlamento Europeo sin ningún rigor histórico nos preocupa y nos lleva a preguntarnos sobre los verdaderos objetivos de esta resolución, tan confusa y contradictoria.
Además, en la resolución no aparece referencia a la palabra “Solidaridad”, fundamental para la percepción de una Europa unida y democrática.

Firmado

Italo Poma, presidente AICVAS (Associazione Italiana Combattenti Volontari Antifascisti di Spagna – Italia)

Claire Rol Tanguy, presidenta ACER (Amis des Combattants en Espagne Républicaine – Francia)

Almudena Cros, presidenta AABI (Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales – España)

Paca Rimbau Hernández, presidenta ABI-L (Amis des Brigades Internationales – Luxembourg – Luxemburgo)