7 de Mayo Exilio español

Conmemoración de la Liberación de Europa

El sábado 7 de mayo, convocados por la Asociación de Descendientes del Exilio español, se celebró el 66º aniversario de la derrota del fascismo en Europa mediante un Acto de Homenaje a los republicanos españoles que ofrecieron su vida luchando por la Libertad en Europa (1939-1945), a los Brigadistas Internacionales y a los voluntarios rusos que defendieron la IIª República (1936-1939).

El día amaneció en Madrid bajo copiosa lluvia que, suponemos, debió desaleccionar a numerosos participantes potenciales. Afortunadamente la lluvia comenzó a amainar a las 12:00, la hora en que comenzaba el acto en el cementerio de Fuencarral, ubicado en el nuevo barrio de Montecarmelo.

Estaban presentes representantes diplomáticos de 16 países, 1  representantes de los Ministerios de Asuntos exteriores, Justicia y Defensa y de la sociedad civil, entre ellas la Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales (AABI), la Coordinadora de Asociaciones de la Memoria Democrática de Madrid y otras.

Delante del monumento a los españoles muertos en defensa de la Libertad fuera de España (1940- 1945) se realizó un emotivo acto introducido por Ludivina García Arias, Presidenta de la Asociación de

Descendientes del Exilio español, quien subrayó que estos actos de recuerdo deberían ser asumidos no solo por la sociedad civil sino por las instituciones del Estado, como se hace en otros países.

A continuación habló Vicente González, vicepresidente de la AABI, quien resaltó el papel pionero que tuvieron tanto el pueblo español como las Brigadas Internacionales en la lucha contra el fascismo. A continuación Severiano Montero, presidente de la AABI, leyó un oportuno mensaje enviado desde Austria por el brigadista Gert Hoffman.

El embajador ruso, Alexander Kutnesov, resaltó el papel jugado por los voluntarios rusos que, más allá de otras consideraciones, vinieron a España a defender la libertad y la República. Jean-Claude Nolla, ministro consejero de la embajada francesa, agradeció el papel jugado por los republicanos españoles exiliados en la Resistencia frente al nazismo. En nombre de la administración española intervino Juan Antonio Yáñez-Barnuevo, Secretario de Estado de Asuntos Exteriores e Iberoamericanos, quien enfatizó el compromiso de la actual administración con la memoria democrática.

Tras una emocionada lectura del soneto de Miguel Hernández “Al soldado internacional caído en España” por parte de Maribel Alonso, el sonido de una corneta dio paso a un minuto de silencio en recuerdo de aquellos luchadores de la libertad. A continuación se fueron depositando numerosos ramos de flores tanto en el monumento a los españoles muertos en defensa de la Libertad entre 1939 y 1945, como en el monumento a los voluntarios rusos muertos en España y en el muro donde se encuentran las numerosas placas que recuerdan a los Brigadistas Internacionales caídos en España. Allí mismo, el presidente de la AABI recordó que este año se celebrarán, los días 22 y 23 de octubre, los actos de celebración del 75 aniversario de la creación de las Brigadas Internacionales e invitó a los concurrentes a participar en ellos. 


 1 Albania, Azerbaiyán, Bélgica, Chipre, Colombia, Croacia, Cuba, Eslovaquia, Francia, Italia, Kazajstán, Luxemburgo, Polonia,. Rusia, Serbia y Venezuela,

Todo el acto revistió un tono profundo y solemne, acentuado por la presencia de soldados rusos uniformados. Los cerca de 150 asistentes asistieron con recogida emoción a toda la ceremonia, que quedó marcada por las lúcidas palabras del brigadista Gert Hoffman leídas ante todos:

Queridos compañeros todos,

Reflejando sobre el aniversario del fin de la guerra tengo presente las esperanzas que tuvimos los que en aquel momento sentimos el gran alivio de la Paz en fin recuperada. Me pregunto – desde hace decenios – si estas esperanzas fueron justificadas.

 Hemos conseguido un mundo más justo? Ha desaparecido el flagelo de la guerra? Hemos superado la arrogancia de raza autodenominada superior?

Los que hemos sacrificado buena parte de nuestra juventud a conseguir esas metas nos sentimos decepcionados, traicionados por gobiernos que pretenden preservar los ideales por los que se había luchado y ganado la guerra el 8 de mayo de 1945. –

En el umbral de dejar este lindo mundo me importa declarar que ni un momento he dejado la confianza en que nuestras metas fueron justas y que el futuro de la humanidad será el socialismo.

Gert Hoffmann a sus casi 94 años

 alt