HOMENAJE A LAS BRIGADAS INTERNACIONALES EN TARANCÓN

Los actos de homenaje comenzaron el jueves 20, con la proyección en el Auditorio Municipal del documental «Lo perdido», de Santiago Martín Solera, en el que se cuenta la historia de Regina Solera, tía abuela del autor y enfermera en el Hospital de las Brigadas Internacionales de Tarancón.

El viernes 21 se repitió el homenaje anual a los escoceses caídos en la Batalla del Jarama y que reposan en el cementerio de Tarancón, junto con los taranconeros víctimas de la represión franquista.

Junto con un grupo de británicos, italianos, estadounidenses y canadienses, que nos han acompañado el fin de semana, se visitó el cementerio y el hospitalillo de Tarancón, recientemente catalogado como patrimonio histórico por la Junta de Castilla la Mancha y, por tanto, con un cierto nivel de protección que esperemos que garantice su supervivencia futura.

Más de 200 personas acudieron al acto de homenaje, en el que intervinieron Mike Arnott, representante en Escocia del International Brigade Memorial Trust; Almudena Cross, presidenta de la Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales y Máximo Molina, presidente de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica de Cuenca. Este año, asistieron familiares de Avelino Gómez Morillas, fusilado en las tapias del cementerio de Tarancón en 1939, así como la bisnieta y la hija de Dositeo Moreno Barrios, víctima del nacismo en el campo de concentración de Mauthausen.

Durante el recorrido por el Tarancón de la guerra se cantaron las ya tradicionales himnos, para terminar en el Hospitalillo. La entrada al refugio antiaéreo estaba tapada por basura y escombros, por lo que hubo que realizar un trabajo de limpieza para posibilitar la visita. Al finalizar el acto se realizó una ofrenda floral en los monumentos del cementerio dedicados a las víctimas de la guerra y el franquismo.