Febr 21

Presentación de la 7ª marcha del Jarama en el Ateneo de Madrid

El viernes 21 de febrero Vicente González, Presidente de la AABI, abrió este acto agradeciendo al Ateneo de Madrid la acogida dispensada, un año más, a los amigos de las Brigadas Internacionales. Amigos de todos los países que hoy en día albergan dos sentimientos encontrados: tristeza por la paulatina desaparición  -es ley de vida- de los brigadistas y alegría porque estamos juntos homenajeando su sacrificio que siempre será recordado.A continuación presenta a los participantes.

Manuel Durán en nombre de ACER (Amigos Combatientes de la España Republicana) nos trasmite un mensaje de amistad, fraternidad y gratitud, recuerda el coraje y valor de los voluntarios de la libertad antes del estallido de la 2ª Guerra Mundial y cómo, defendiendo Madrid, defendían París, Varsovia, Berlín o Roma. Recuerda entre los soldados a Antonio Piñol de origen catalán que llegó a Francia con seis años y que a los veintiuno se incorporó al Batallón Garibaldi. También remarca que en estos tiempos sombríos crece la pobreza, la desigualdad, el racismo y la intolerancia, caldo de cultivo para la expansión de una peligrosa extrema derecha. 

alt

Pete y Colin esparcen las cenizas de su padre, Jack Edwards, que defendió en estos parajes la libertad de España y del mundo contra la agresión fascista

Manus O´Riordan, de la IBMT, muestra el orgullo de ser continuadores de los veteranos brigadistas británicos. Recuerda que hace 20 años, en l994, vino a España acompañando  François Mazou, Peter O´Connors, Bob Doyle y a su propio padre Miguel O´Riordan.  Durante la inauguración de la primera placa dedicada en Madrid a las Brigadas Internacionales, esto era en el cementerio de Morata de Tajuña, Manus vio cómo mucha gente hablaba con un anciano que estaba detrás y que resultó ser Enrique Lister; este gran jefe miliciano -general de tres ejércitos- murió pocos meses después. Manus evoca el acto realizado en la mañana de este viernes (ver crónica de Alejandro Torrús en Público), en que fueron depositadas las cenizas del brigadista Jack Edwards. y reclama al gobierno de España que afronte el reto de buscar los restos de tantos brigadistas muertos. 

Harry Ovens de FIBI, agradece el trabajo de la  AABI, sin cuyo trabajo no hubieran sido posibles los homenajes a los brigadistas en Madrid. Desde su Asociación se plantean dos objetivos: poner una placa de los brigadistas irlandeses en su lugar de origen y trasmitir a los jóvenes la pasión de los voluntarios por la libertad y el papel jugado por la República Española en el mundo.

Muireann Hickey, ganadora del 2º Concurso Escolar de Ensayos sobre las Brigadas Internacionales en Irlanda, lee con gran aplomo su ensayo centrado  en el papel jugado por  las mujeres irlandesas tanto en los comités de apoyo a la República como  en las tareas  sanitarias y de intendencia en España. Muireann, de Mountcollins, Limmerick, estudia en el Colegio Público Ide agus Iosef de Abbeyfeale (Limmerick). Su principal premio, costeado por la FIBI, ha sido su viaje a Madrid este fin de semana para participar en los actos de la 7ª marcha del Jarama.

Acto seguido el representante de la Embajada de Irlanda, David Bruck, le entrega el diploma de ganadora, hecho por la AABI, y expresa su satisfacción  por colaborar en estos actos de memoria, terminando con la lectura de un poema de Donagh Mac Donagh en memoria de Charlie Donnelly.

Por último Marco Puppini, vicepresidente de AICVAS (Asociación Italiana de Voluntarios Antifascistas en España)  recuerda la participación italiana en el Jarama e insiste en la necesidad de recuperar la memoria histórica como puente entre el pasado y el presente. A continuación presenta el libro que acaba de publicar, junto con Cantaluppi  sobre las “Mujeres italianas en la Guerra Civil.

Reportajes fotográficos de Óscar Rodríguez en el acto de la mañana junto a la Colina del Suicidio

y de Bern Kolter en el acto del Ateneo